17/9/2012

Manos que sanan... manos que acojonan

Tengo desde hace muchos años la extraña habilidad de hacer funcionar correctamente cualquier aparato "averiado" con sólo apretar el botón... por hacer la coña al perplejo cliente siempre digo que ha sido por "imposición de manos", aunque me da a mí que es una simple cuestión de suerte... o no, que si las averías intermitentes son jodidas, las invisibles son demenciales.

Estaba hablando con una vieja amiga desesperada porque su portátil había decidido no arrancar más. Tras una pequeña serie de comprobaciones previas, con una foto de la pantalla del POST (iluso de mí que esperaba ver un error SMART* o similar), y dado que vivimos cerca, decidimos quedar esa misma tarde para echarle un vistazo y, aprovechando la "portabilidad" del aparato, tomarnos una cerveza entretanto.



Pues para variar, el equipo arrancó en mis manos. Glorioso y refulgente apareció el logotipo de Windows XP (donde se quedaba "frito") y ahí se mantuvo durante aproximadamente media cerveza y 15 panchitos. El led del disco duro seguía parpadeando tímidamente, por lo que dejé que se tomase su tiempo en arrancar (un WinXP con conexión libre a internet y sin reinstalar en la vida desde hacía casi 3 años... casi nada). Finalmente apareció el Escritorio y terminaron de cargarse todos los programas residentes (tras otra cerveza y unas patatas, vamos). Intento mirar lo básico (temporales, memoria virtual, etc) pero el equipo está... ya no lento, más bien espeso. Cada tecleo o clic que realizaba se veía materializado con un desfase al más puro estilo de una sesión remota contra un módem RTB. Corté por lo sano. Rebusqué en mi maletín en busca de "algo" que hiciese de Pendrive (un lector de tarjetas con una M2 puesta), le grabé (despacito despacito) lo que necesitaba tener más a mano y apagué el portátil con un vistoso BSOD... de todos modos ya me había pedido que le instalase el Windows 7, porque llevaba con problemas casi desde que lo compró (no me complico, si tiene un problema de hardware, lo voy a ver más fácilmente con una instalación limpia), y de hecho el portátil ya había pasado por garantía a los pocos meses de vida (reinstalaron Windows y a correr).

Ya en casa repaso la foto del POST para ver si soportaría Windows 7. Veamos: Dual Core, 3 GB de RAM, disco duro limpio, la gráfica me da igual... más que suficiente. Procedo a sacar el disco duro y ¡vaya!, tengo que desmontar todo el panel inferior... no tiene "escotilla" de acceso. Bueno, pues vamos a probar los módulos de memoria, que sí tienen tapa propia. Tanteo el primer módulo y al apretar escucho un mosqueante CLIC. Se ve que ampliaría la memoria y no se la dejaron bien sujeta... pero estaba funcionando y... ¡¡UN MOMENTO!! (mensajito rápido a mi amiga): "¿le has hecho alguna ampliación al portátil? ¿alguien más lo ha trasteado antes que yo?". Negativo, salvo la intervención en garantía, nadie más lo ha tocado. Saco el módulo de memoria y veo que una de las patillas de plástico está ligeramente doblada, pero lo suficiente para que éste no se quedase anclado a la primera por ambos extremos. Coloco la patilla en su sitio, inserto el módulo de memoria, le doy la vuelta al portátil y lo enciendo.

Primera en la frente: ahora tiene 4GB, no 3. Y de paso el eterno arranque de Windows se ha reducido a apenas un par de minutos. Le empiezo a dar caña copiando datos, abriendo chopocientas aplicaciones... y nada, ahí sigue aguantando sin despeinarse. Lo apago nuevamente y lo hace sin demora y sin errores. Alucino. Esa gilipollez era la "avería".

Desmonto el panel inferior, saco el disco duro para clonarlo (el backup más rápido) y entretanto, dado que el equipo está sorprendentemente impoluto, intento repetir la hazaña de conseguir que ese módulo de memoria de 2 GB volviese a funcionar a medio gas... y no lo consigo: o funciona o no funciona, pero lo de funcionar "a medias" no hay manera de provocarlo.

Al día siguiente formateo, instalo el nuevo Windows, configuro todo, le hago todas las pruebas y recupero sus datos... y ni un solo fallo hasta la fecha.

En resumidas cuentas: un equipo de marca reconocida, que ha salido a la venta con un fallo de montaje garrafal, que ha vuelto por garantía y no han encontrado el fallo, y que encima era tan absurdo que no ha requerido más reparación que apretar con un dedo en el punto justo... ¿pero qué mierda de controles de calidad se aplican hoy en día?

En fin, un Poltergeist más para mi colección particular. Próximamente más y mejor. ¡Saludetes! ;)


* - Sólo he visto un disco duro dar dicho error, y siguió funcionando 4 años más hasta que un sobrevoltaje se lo cepilló.

9/8/2012

¡Hola, bloggers y lectores!

Mi nombre es... bueno, mi alias es Doc, y me presento por la blogsfera como un técnico de hardware de la vieja guardia, de los que aún buscan y reparan averías antes que cambiar la pieza entera. Obviamente, estoy retirado :P

Me quemé hace algunos años, las cosas cambiaron mucho en muy poco tiempo y mi oficio pasó de ser el menos valorado en el basto mundo de la informática, a casi tener que aceptar un curro de reparaciones a comisión... vamos, que no hay nada que hacer. Soy más feliz trabajando en cualquier otra cosa y dedicándome por mi cuenta a hacer "chapucillas" a amiguetes y conocidos.

Pues vaya, para lo poco que le dedico a la informática en la actualidad, me siguen saliendo anécdotas de lo más variopintas: ordenadores desastrosos, fenómenos paranormales, manipulaciones horriblemente ejecutadas, etc. Así que he decidido irlas recopilando por aquí, a ver si me sale un blog ameno.

No soy SysAdmin aunque los respeto y admiro, no soy "jaker" pero sí autodidacta (soy capaz de aprender por mis medios), no soy ningún gurú pero manejo el destornillador y la crimpadora con soltura y agilidad, no he manejado en mi vida un osciloscopio pero aún reconozco el olor del silicio recalentado cuando algo está fallando... he visto bandejas de CD usarse como posavasos, 2 disquetes metidos en una sóla disquetera, un nido de ratones dentro de la carcasa de un servidor, meter un tornillo de 8 cms para sujetar un disco duro... y no sigo porque me cargo el blog en una sola entrada, jeje.

Hale, próximamente más y mejor. Saludetes!